martes, 29 de octubre de 2013

Recordando:THE ISLEY BROTHERS:3 mas 3:40 años conservando su brillo


Hubo un tiempo en que la música negra estaba a la misma altura, o incluso en algunos casos por encima de otras propuestas. El soul y el funk reinaban en plenos años 70, y una de esas bandas fue THE ISLEY BROTHERS que  publicaron en 1973 uno de esos discos que podían mirar de igual a igual al hard rock que copaba gran cantidad de titulares y ventas. El álbum se llamó "3 más 3" (1973), siendo una de esas obras capitales que reunía todo lo que un disco debería tener. Si algo destaca en el son las canciones, una compilación de temas donde nada sobra. La pasión y feeling se puede sentir en cada estrofa, con cada nota. La unificación de soul, funk, y rock se alinean como en pocas obras he escuchado. Aquí la banda se presenta en formato sexteto, con la inclusión de dos hermanos más jóvenes y un yerno. El disco contiene unas guitarras que parecen ser tocadas por el mismísimo Hendrix (no en vano a mitad de los 60 el propio Hendrix aportó su guitarra en un par de singles del grupo). Ernie Isley se sale literalmente con su guitarra, navegando atraves de todo el disco de forma sobrenatural. "That Lady", "Listen to the music" o "Summer Breeze" son solo tres muestras de un álbum sublime. Dotado igualmente de una elegancia que no resta fuerza a su contenido. Estamos también ante la banda más longeva de la historia (según dicen) pues todavía siguen en activo desde que comenzaron allá por 1954.

4 comentarios:

  1. Obra maestra...nada más que añadir,señoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que poca repercusión tiene este grupo hoy día....

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Un cinco estrellas. No solo no le sobra ni un segundo, sino que cada segundo es oro puro.

    Y, jo, cómo me hubiera gustado asistir a un programa de "Soul Train" en los 70.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que este disco te da un subidón acojonante.
      Pues si....yo me paso horas viendo esos programas....quien pudiera viajar en el tiempo y ponerse a baliar en uno de esos shows.

      Eliminar